Archivo de la categoría: Ordenadores

Reparar MacBook: qué partes se suelen estropear

Reparar MacBook: qué partes se suelen estropear

Entre las muchas actividades que realizamos en Doctor Tronic, reparar MacBook o reparar cualquier tipo de MacBook por decirlo de una forma más literal es uno de los problemas con los que más nos solemos encontrar.

Entendemos que Apple hace un excelente trabajo al diseñar y fabricar sus equipos de alta calidad. Ahora bien, hemos de ser sensatos. La tecnología, por muy puntera que sea, se estropea. El software puede fallar y el hardware se desgasta. Por eso es tan importante contar con un servicio técnico de confianza que te ayude cuando se acaba la garantía de tu aparato o directamente esta no cubre el arreglo.

Y es que, al comprar un MacBook, la persona hace una inversión bastante alta. Por lo tanto, conviene cuidar el equipo y lograr que dure muchos años, pues no son productos que se puedan estar cambiando cada poco tiempo.

Y ahí entramos nosotros. Doctor Tronic es un servicio técnico con más de una década de experiencia en el campo de la reparación de tecnología. Por nuestro establecimiento ha pasado todo tipo de equipos de Apple, desde el famoso MacBook hasta los célebres iPhone, iPad y cualquier aparato que haya fabricado la marca de la manzana.

Si deseas reparar tu MacBook, no tienes más que contactarnos clicando aquí. Nos pondremos en contacto a la mayor brevedad posible para comentar tu problema, realizar un presupuesto sin compromiso y bien ajustado de precio, y proceder a arreglar tu problema con la mayor celeridad posible y con la calidad de los trabajos que hacemos y que nos ha caracterizado durante estos años que hemos estado en el mercado.

Qué reparar en tu MacBook

Y precisamente por nuestra profesionalidad y nuestros conocimientos, queremos dedicarte este artículo. ¿Qué es lo que más se suele reparar en el MacBook? Da igual el modelo concreto, siempre hay partes que sufren más el paso del tiempo, el uso y la fricción de los elementos. ¿Te parece si las conocemos?

Verificación

Antes llevar a reparar el MacBook, verifica que todo está correcto. Para ello no hace falta ser especialista. Tan solo tienes que observar detalles sencillos. Por ejemplo, si no arranca, ¿estás seguro de que la batería tiene carga y está bien puesta? Esos serán los primeros pasos.

Y es que, si no funciona porque no tiene carga, ya sabes que has de cargar. Pero si se apaga teniendo una carga mínima o máxima, podría denotar otro tipo de problemas. Por eso, lo primero es que tú puedas hacer un primer diagnóstico sencillo que a los técnicos que tendremos que reparar tu MacBook nos ayude a hacernos una idea del posible problema.

Si tu Mac se apaga teniendo carga, puedes probar con un reinicio usando el botón de encendido. Una vez vuelva a encender, carga MacOS. Arrancado este, vuelve a arrancar el equipo con un nuevo reinicio. De esta forma haces un apagado completo y más saludable.

A continuación, trataremos de realizar un reinicio utilizando un SMC, o sea, un controlador de administración del sistema. Este software facilita la administración de diversos procesos de hardware de importancia clave en el MacBook. Buen ejemplo de ello es la carga de batería o el modo suspensión.

Si algo ha fallado, este restablecimiento puede ser una buena solución. Ahora bien, si después de este trabajo observas que todo sigue igual y que el Mac no responde como debe, empezamos a atisbar que es trabajo para un servicio técnico profesional.

Cuándo reparar MacBook

Bueno, ya hemos superado el proceso de verificación. Si tu equipo ha acabado ya con su periodo de garantía, es posible que necesites un buen servicio técnico que lo pueda reparar adecuadamente, que tenga los conocimientos y el acceso a piezas originales para los recambios y que a su vez ofrezca precios razonables y competitivos. Es decir, ha llegado la hora de clicar aquí para contactar con Doctor Tronic, de forma que podamos solucionar tu problema lo antes posible.

Ahora bien, ¿cuáles son los problemas más habituales que presenta tu MacBook? Conozcamos los más comunes y los que solemos reparar aquí, aunque hay muchos más de los que también nos podemos hacer cargo.

La pantalla no responde como debe

Este es uno de los problemas más comunes que pueden presentar los MacBook, sobre todo cuando ya tienen cierto tiempo y un elevado grado de uso. No quiere decir que el equipo sea defectuoso o de mala calidad, solo que empieza a fallar por algún problema concreto que, por lo general, suele tener solución.

Pueden ser diversos los colores que adopta la pantalla cuando surge algún problema como este. Los más comunes son el azul o el negro. En estos casos sabremos que el MacBook se ha congelado mientras intentaba cargar alguna aplicación o ha sufrido algún problema mientras se activada la función de inicio de sesión.

Si sucede esta situación, es conveniente reiniciar el Mac con el botón de encendido presionado durante más de seis segundos.

Si probando lo anteriormente dicho vemos que el equipo sigue sin responder, probaremos con el encendido arrancando en modo seguro. Después, trataremos de eliminar la app o el elemento de inicio que ha dado problemas, ya que pueden no ser compatibles. También podemos probar con alguna aplicación o software de limpieza para eliminar cualquier elemento que esté causando la disfunción.

Si por el contrario la pantalla permanece en gris, aunque se quede el logotipo de Apple en el centro, el equipo nos está recordando que uno de los softwares instalados no está funcionado como debe.

Así pues, este sería el momento de probar un reinicio del equipo para abrir de modo seguro de manera manual. Podemos ejecutar posibles actualizaciones pendientes o parar el software que provoca la incompatibilidad. También puede ser útil ejecutar herramientas como Utilidad de disco, de forma que se pueda localizar el problema y solucionarlo cuanto antes.

Si nada de esto funciona, toca reparar el MacBook, pues el problema podría ser más grave. Ahí es cuando hay que dejar el equipo de manos de profesionales que puedan hacer un trabajo correcto y que evite que lo que no funciona pueda ir a más.

Calidad de la imagen de la cámara

Un detalle que caracteriza al MacBook es la excelente calidad de la imagen que se obtiene con sus cámaras cuando se usan, por ejemplo, para comunicarse vía FaceTime. No obstante, podría darse el caso de que dicha calidad no es óptima. ¿Qué hacer?

Este problema se ha observado mayoritariamente en el MacBook Air. ¿Qué podemos hacer? Podría no estar relacionado con el hardware del equipo. Es decir, tal vez la cámara funciona como debe, pero no completa ciertas tareas por algún motivo que hemos de identificar.

Para saber si el problema es grave o no, prueba otras aplicaciones y softwares que necesiten del uso de la cámara. Si ves que funcionan correctamente, no será la cámara la que tenga el desperfecto, pero sí es posible que sea el software FaceTime, por lo que podría estar necesitando una actuación de MacOS. Tal vez así se resuelva el asunto.

Si con todo esto no logras arreglar el problema, tendrás que reparar tu MacBook o MacBook Air en un servicio técnico oficial de calidad como Doctor Tronic. No olvides que nos puedes contactar clicando en este enlace.

No se pueden conectar dispositivos externos

Otro problema común que pueden sufrir los MacBook, y que implica que los dispositivos externos no se conectan correctamente o no son identificados por los softwares de control instalados en el ordenador.

Si sufres este problema, comienza por verificar el dispositivo. Prueba a conectarlo a otra computadora para saber que funciona como debe.

También es necesario comprobar el puerto del Mac, para descubrir si está bloqueado o dañado.

Si el problema persiste, vamos con la solución común: reinicia el MacBook.

A veces, los puertos USB antiguos no compatibilizan bien con los nuevos, por ejemplo. No obstante, existen opciones para revisar y reparar este problema. Como decimos, puedes traer tu Mac a nuestras instalaciones. Juntos encontraremos la mejor solución.

Reparar pantalla de MacBook que parpadea

Otro fallo común que encontramos en el MacBook, y por el que recibimos a muchos clientes para que resolvamos este problema en los equipos de Apple.

Es relativamente común que la pantalla parpadee, con una atenuación y pérdida de brillo que va y viene, e incluso que provoca que se vaya toda la resolución de la misma.

Las causas de esta rotura son muy diversas. Por eso es conveniente comenzar a reparar mirando si hay problemas físicos en el hardware del MacBook. Luego, iremos viendo diversos pasos.

Por ejemplo, tratando de restablecer el PRAM/NVRAM, que es efectivo cuando se presentan problemas menores.

Otra posibilidad es comprobar que el sistema operativo MacOS no tiene actualizaciones pendientes que todavía no hemos instalado. Si es así, este es un buen momento para hacerlo.

También debemos ver qué programas, softwares y apps utilizamos, ya que algunas pueden provocar estos problemas. Firefox, por ejemplo, o Chromium, pese a ser muy habituales y comunes, podrían hacer que parpadee la pantalla del MacBook.

Deshabilita las apps o elimínalas y, si el problema persiste, ingresa en modo seguro y busca el software que podría provocar el fallo.

Si no encuentras solución, ya sabes, trae tu MacBook a reparar en Doctor Tronic.

El sonido se corta

Vamos con otro problema común de los ordenadores de Apple. El sonido puede ser que se corte de forma repentina. En este caso, también hemos de mirar la app que reproduce, para asegurar que no está causando el error. Tal vez necesite una actualización o depuración.

Es posible que el fallo sea generalizado, lo que se puede solucionar con el restablecimiento de la PRAM/NVRAM, así como el SMC. De esta forma se solucionan posibles errores de configuración que impiden que el audio se reproduzca correctamente.

Si nada funciona, podría ser cosa del hardware. En ese caso, lo mejor es venir a tu servicio técnico de confianza para reparar el MacBook con conocimiento profesional.

Lentitud en sus funciones

Es lo más común y por lo que muchas veces toca reparar el MacBook. Cuando va lento y funciona como si estuviese ralentizado, es el momento de revisar el equipo para que podamos asegurar que todo funciona como debe.

A veces ejecutamos muchas apps y softwares de forma simultánea, lo que consume demasiada RAM, va llenando el disco duro y va provocando que el equipo se enlentezca y pierda eficiencia en sus funciones.

Como siempre, la primera opción debería ser borrar o cerrar pestañas y apps. Pero, si eso no funciona, vamos con la medida estrella. ¿Imaginas cuál es? En efecto, cierra el equipo y reinicia el MacBook para que desaparezca un buen número de problemas.

Si el problema continúa, es buena idea actualizar, si es que el sistema operativo tiene alguna actualización pendiente, o si es cosa de alguna app en cuestión.

También podemos abrir el monitor de actividad y verificar si existe alguna aplicación que se esté ejecutando sin que debiera o dando error. Si hay demasiados recursos a la vez, desde aquí podrás cerrar cuantos necesites.

Igualmente es recomendable limpiar el escritorio, quitar iconos y apps que no usas y, por supuesto, ejecutar el antivirus por si existiese algún problema en este sentido.

Si nada de ello funciona, ya sabes que te esperamos en Doctor Tronic.

El MacBook no carga

Acabamos con otro de los problemas más comunes, que es que el MacBook no carga, o no carga correctamente, por más que lo enchufes, se empeña en no tomar la energía que necesita.

A veces los cargadores se pueden sobrecalentar. Así pues, comprueba si está demasiado caliente, pues podría ser el motivo por el que no carga el MacBook. Déjalo enfriar y, pasados unos minutos, prueba otra vez.

¿No se ha resuelto el problema? En ese caso, aplica actualizaciones de software, pues a veces impiden el proceso de carga. Luego, reinicia el equipo (sí, ya sabemos que es lo de siempre, pero es que muchas veces funciona), y restablece la configuración de PRAM y de SMC.

Si sigue sin funcionar, mira el icono de batería en el menú y ve a opciones avanzadas para revisar que todo está correctamente. Si hay que reemplazar la batería o sigue sin funcionar, tocará venir al servicio técnico.

Otras reparaciones del MacBook

En Doctor Tronic podemos reparar cualquier MacBook. Solo contacta, consulta tu problema y nosotros nos encargamos, por ejemplo, de:

  • Reparar batería MacBook Pro.
  • Reparar batería MacBook Air.
  • Reparar altavoces MacBook Pro.
  • Reparar cargador MaBook.
  • Reparar trackpad MacBook.
  • Reparar pantalla MacBook Air 13.
  • Reparar disco MacBook Pro.
  • Reparar MacBook Pro que no enciende.
  • Reparar Trackpad MacBook Pro.
  • Reparar gráfica MacBook Pro.
  • Reparar MacBook que no arranca.
  • Reparar Magsafe MacBook Pro.
  • Reparar teclado MacBook Air.
  • Reparar tarjeta gráfica MacBook Pro.
  • Reparar batería MacBook Pro.
  • Reparar carcasa MacBook Pro.
  • Reparar MacBook Pro mojado.
  • Reparar cargador MacBook Magsafe 2.
  • Reparar Wifi MacBook Pro.
  • Reparar sistema MacBook Pro.
  • Reparar golpe MacBook Pro.
  • Reparar disco MacBook.
  • Reparar inicio MacBook Pro.
  • Reparar cargador MacBook Pro 13.
  • Reparar teclado MacBook Pro.
  • Reparar MacBook Pro mojado.

Recuerda, si no sabes dónde reparar un MacBook Pro o un MacBook Air, puedes venir a Doctor Tronic, pues somos especialistas. Solo tienes que contactarnos clicando en este enlace o venir directamente a nuestras instalaciones en Murcia. Haremos un presupuesto sin compromiso y encontraremos la mejor solución para tu equipo de Apple. ¡No lo dudes!

Aprende a limpiar la carpeta installer de Windows

Aprende a limpiar la carpeta installer de Windows

Si tu sistema operativo Windows está ocupando mucho espacio en el disco duro y no sabes el motivo, puedes solucionarlo limpiando la carpeta installer. En ella se acumulan instaladores de software, parches para el sistema operativo y programas de terceros.

Cómo limpiar la carpeta installer de Windows

La carpeta installer alberga instaladores en forma de archivos “.msi” de programas. Es una carpeta que no puedes visualizar a menos que introduzcas manualmente su ruta en la barra de direcciones del explorador de archivos, por lo que no podrás ver su tamaño.

Además, está protegida y borrar su interior puede darte serios problemas para la ejecución de dichas aplicaciones y también para su correcta desinstalación.

Limpiar la carpeta installer de tu Windows libera espacio en tu sistema, pues generalmente crece mucho en tamaño y puede llegar a alcanzar varias decenas de gigas. Especialmente si hace años que no has reinstalado Windows y si no sueles hacer un mantenimiento periódico a tu ordenador.

El problema surge porque la carpeta installer no es accesible por medios convencionales y la limpieza puede acarrear algunos inconvenientes, por lo que será imprescindible que uses una herramienta especializada y deberás también proceder con mucho cuidado.

Una de las herramientas adecuadas para limpiar la carpeta installer de Windows es la aplicación PatchCleaner. Esta aplicación es de uso gratuito y con ella podrás liberar varios gigas del sistema.

Para usar esta aplicación debes tomar algunas precauciones. Utiliza la aplicación solo si la carpeta installer ocupa mucho espacio en el disco de tu PC. Es aconsejable también que realices una copia de seguridad del sistema por si surgen problemas posteriores.

En primer lugar, tienes que descargar la aplicación e instalarla en tu equipo para hacer un análisis de la carpeta installer en el sistema Windows. De esta forma podrás tener la certeza de que necesitas realmente hacer la limpieza.

Solo con la instalación de la aplicación tendrás el resultado del escaneo, por lo cual este es un paso necesario, vayas a limpiar la carpeta o decidas no hacerlo.

Una vez realices el análisis, lo que debes observar es el número de “Files are orphaned”. Si aparecen muchos de ellos, es conveniente que hagas una limpieza de la carpeta installer.

Con la opción “Delete” borras los archivos que el programa ha detectado que no necesita tu sistema y con la opción “Move”, los desplazas hasta otra ubicación, como un disco duro externo, por si los quieres conservar.

Si no te atreves con estos pasos por lo que puedas provocar, recuerda, confía en nuestro servicio. Llámanos y nosotros lo haremos por ti de forma rápida, limpia y profesional.

3 riesgos al descargar apps gratuitas

3 riesgos al descargar apps gratuitas

Al descargar apps gratuitas nos exponemos constantemente a software procedente de fuentes desconocidas y debemos ser muy cuidadosos a la hora de descargarlo. Debes conocer cuáles son los riesgos y cómo evitarlos.

Riesgos de descargar apps gratuitas

Si no prestas la debida atención a los programas, a los juegos gratuitos que descargas e instalas en tus dispositivos, te arriesgas a que se cuelen cosas indeseadas que pueden causar problemas en el equipo como los consabidos malwares, spywares, etc.

Barras de herramientas y extensiones

Tendrás que ser lo suficientemente precavido al descargar apps gratuitas porque pueden terminar robando tu información.

Si tienes una o dos barras de herramientas y alguna extensión, y pertenecen al mismo motor de búsqueda, como Google o Bing, o vienen de tu antivirus, seguramente te sean muy útiles.

Pero si no prestas atención cuando realizas el procedimiento de descarga, se descargarán en tu equipo barras de herramientas de sitios web de los que nunca has oído hablar, o de extensiones para tu navegador que hacen cosas que tú no necesitas.

Estas barras de herramientas implican mucho procesamiento de datos y seguramente tu navegador necesitará más tiempo para abrir tus páginas. Quizás pases de esperar unos segundos a tener que aguardar minutos para que termine el proceso.

Software

Además de las barras de herramientas, existen otros tipos de software que, usualmente, se ofrecen a descargar apps gratuitas, incluso llegan a obligarte a que lo hagas.

Con el pretexto de facilitarte el uso de tu equipo, lo que hacen es invadirlo y propagar algún malware.

Si quieres cambiar de navegador, es mucho más seguro usar alguno de los navegadores más populares, como Google Chrome, Mozilla Firefox o Microsoft Edge.

Ten cuidado con las soluciones de seguridad que te pueden ofrecer al descargar apps gratuitas. Estas supuestas soluciones pueden llegar a ser realmente muy arriesgadas si las instalas, especialmente si ya tienes otro programa de seguridad instalado.

No es recomendable tener dos programas antivirus instalados en un mismo equipo y con el mismo tipo de características y herramientas, ya que puede generar serios conflictos y bloquearse en algún proceso.

Siempre infórmate antes de hacer una descarga y presta atención a los permisos que aceptas.

Virus

Cuando quieras descargar apps gratuitas tendrás que asegurarte de que no contiene virus, ni ningún tipo de troyano o adware, software publicitario.

Uno de los principales riesgos que se corren al descargar apps gratuitas es que acceda a nuestro sistema algún tipo de malware que perjudique el dispositivo físico o extraiga información personal. Para evitar correr este tipo de riesgo es imprescindible la instalación de un antivirus potente y confiable en tu equipo.

Algunos programas populares pueden llegar a convertirse en un riesgo, como el ampliamente conocido CCleaner.

Una herramienta usada en todo el mundo para optimizar ordenadores como el CCleaner, en realidad instalaba elementos indeseados en el equipo, como se comprobó el 13 de setiembre del año 2017 en la versión CCleaner 5.33, que agregaba código malicioso a todos los sistemas Windows donde era instalado.

Cómo configurar un ordenador PC nuevo

Cómo configurar un ordenador PC nuevo

Una de las primeras cosas que tienes que saber al comprar un equipo informático es cómo se debe configurar un ordenador PC nuevo y qué has de hacer inmediatamente después de encenderlo, sobre todo si no quieres perder ninguno de tus archivos al transferir los datos.

Con un PC o portátil Windows nuevo, parece que nada puede salir mal. Pero aunque no es frecuente, puede suceder. Para ello, no dejes de prepararte y conocer todos los pasos que debes seguir.

Pasos para configurar un ordenador PC nuevo

Enciende el ordenador y haz la configuración básica

Lo primero que notarás al encender el ordenador es que la versión es seguramente distinta a la de tu viejo equipo. Al menos hasta el momento, habrás pasado de un Windows 7 o anterior a un Windows 10. Pero no te preocupes, pues el proceso es muy intuitivo. Lo básico que deberás hacer al configurar un ordenador PC nuevo es:

  • Escoger un nombre para el equipo
  • Configurar idioma y región
  • Aceptar los términos de licencia
  • Personalizar ajustes y resolución de pantalla (Inicio, Configuración, Personalización)
  • Seleccionar una red (Inicio, Configuración, Redes e Internet)
  • Ajustar las opciones del monitor (En los botones del monitor)

Elimina lo que no necesites

El segundo paso es eliminar las aplicaciones y programas preinstalados que no vas a utilizar, y que ocupan espacio y le restarán velocidad a tu ordenador nuevo. En esta tarea tienes que ser muy cuidadoso y eliminar solo aplicaciones de relleno y no algo que necesitará tu equipo.

Una recomendación es: si no sabes lo que es, no lo elimines

Para eliminar estas aplicaciones, ve a Inicio, pincha en el icono de engranaje (Configuración de Windows), selecciona “Aplicaciones” y verás la lista de programas preinstalados. Haz clic sobre los que quieras eliminar y pulsa “Eliminar”.

También puedes ir al Panel de control, leer la lista de programas y pinchar en “Desinstalar”.

Chequea el antivirus o instala uno

Generalmente no deberás instalar un antivirus al configurar un ordenador PC nuevo, pues comúnmente vienen con una versión de prueba. Si es así, actualiza el antivirus; si no tienes uno, descárgalo. Puedes encontrar antivirus gratuitos como el Avast, AVG, Norton, Vipre, etc.

Instala tus programas y aplicaciones

Una vez que tengas el ordenador operativo, lo lógico es que lo personalices según el uso que le darás. Puedes descargar programas y aplicaciones de música, de diseño, de edición de textos, etc. Una buena manera de hacerlo es utilizando una herramienta de sistema de gestión de paquetes de programas que te permitan instalar varios a la vez.

Lo que frecuentemente sucede es que no quieras perder los programas que tenías en tu viejo ordenador, especialmente los que has pagado dinero por ellos, como el Microsoft Office, el Photoshop, etc. Entonces, lo que tienes que hacer es instalarlos con el CD o el link de descarga, siempre y cuando tengas el número de licencia del producto.

También encontrarás opciones alternativas para todos los programas de pago. Por ejemplo, para el  Microsoft Office puedes descargar gratis el Open Office, que te permite abrir todos los programas de Office y también crearlos en el formato .doc, o el Gimp, la opción gratuita del Adobe Photoshop.

Personaliza tu PC nuevo

Establece los programas predeterminados para hacer tu PC más simple de usar y más cómodo. Puedes predeterminar el navegador que utilizarás, el reproductor de música y cualquier otro programa.

Para ello, ve a Inicio, luego a Configuración de Windows, pincha en “Aplicaciones” y haz clic en “Aplicaciones Predeterminadas” a la izquierda. Después, selecciona los programas que quieras establecer como predeterminados.

Organiza el escritorio y Mis Documentos

Coloca en el escritorio los accesos directos de los programas que utilizas comúnmente. Tienes también otras opciones, como ver el visor del tiempo en tu ciudad, colocar la alarma a mano, además de los accesorios de Windows y herramientas de accesibilidad.

Luego, transfiere tus documentos desde otros dispositivo, organiza tus carpetas y tus archivos. También puedes utilizar alguna aplicación que transfiera todos tus archivos o datos desde una red, memoria externa utilizando un cable especial.

Haz una copia de seguridad

El último paso es hacer una copia de seguridad que te permitirá tener un back up de todo lo que has hecho. La forma más simple de hacerlo es utilizar “Imagen del Sistema”, una herramienta que se incluye en Windows 10 y que resguarda tus documentos y también la configuración del PC.

Con estas acciones, habrás terminado de configurar un ordenador PC nuevo. Ahora, ¡es hora de disfrutarlo!

Reparación de ordenadores: lo que debes saber si no eres muy manitas

Reparación de ordenadores: lo que debes saber si no eres muy manitas

Pueden llegar a ser muchos los motivos por los que no puedas acceder a un ordenador de mejor gama que el que actualmente tienes. Generalmente, tendemos a creer que nuestro equipo está obsoleto, que está muy lento y que ya no sirve para nada y naturalmente empezamos a pensar en comprar uno más actualizado. Pero, en muchos casos, podemos solucionar problemas técnicos en nuestro ordenador, incluso no siendo muy habilidosos. Continue reading “Reparación de ordenadores: lo que debes saber si no eres muy manitas” »